Categorías: Casa

¿Son tan beneficiosas las algas como creemos? Mitos y realidades

El consumo de algas en el mundo está aumentando en los últimos años debido al auge de la gastronomía asiática.

Las algas son los vegetales más antiguos que existen, tienen más de 3,200 millones de años de antigüedad y se originaron en el mar cuando fuera de este aún no existía vida.

Este alimento puede tener formas muy variadas (filamentosas, cilíndricas, en cintas) y diversos colores (azules, pardas, rojas o verdes), y se han introducido en multitud de platos como los ‘maki Rolls’, la ensalada ‘sunomomo’ o la sopa de miso.

Algunas de las algas más consumidas

Entre ellas encontraremos las algas ‘nori’, ‘wakame’, ‘kombu’, espirulina, espagueti de mar y el ‘agar-agar’.

Las algas ‘nori’ son una de las algas más consumidas en Oriente. Cuando se secan y se prensan se transforman en una especie de ‘hoja de papel negro’.

Es el alga que se utiliza para envolver el ‘sushi maki’, pero también se puede tostar y desmenuzar para utilizarla como aderezo en sopas, ensaladas y pastas.

(Foto: Getty Images)

 

Las algas ‘wakame’ son de color verde brillante y pueden recordar a las espinacas cocidas. Poseen un sabor muy suave, por lo que son ideales para incluir en sopas, caldos o como acompañamiento de pescado.

(Foto: Getty Images)

 

Las algas ‘kombu’ se suele añadir al agua de cocción de legumbres, ya que favorece su digestión. Además son un gran potenciador del sabor, por lo que se pueden añadir a guisos.

(Foto: Getty Images)

 

La espirulina, por su parte, es uno de los suplementos vitamínicos más vendidos, ya que fue calificada por la ONU como el ‘alimento del milenio’. Es una de las fuentes de alimentación más completa del mundo y un alimento fundamental en la dieta de los astronautas de la NASA. Tiene propiedades antivíricas, antiinflamatorias y fortalece el sistema inmune. Es muy recomendada para deportistas, dietas de adelgazamieno y para personas que siguen un régimen de alimentación vegano.

 

(Foto: Getty Images)

 

Por otro lado, el espagueti de mar, cuyo nombre científico es ‘Himanthalia Elongata’, su forma alargada y estrecha y se vende normalmente deshidratada, recuerda a la pasta italiana. Tiene un alto contenido en proteínas y fibra y apenas calorías y grasas. Finalmente, el ‘agar-agar’, debido a su elevada capacidad para absorber agua, en la cocina se utiliza como espesante y gelificante de alimentos dulces o salados sin aportar sabor.

 

(Foto: Getty Images)

¿Son tan beneficiosas las algas como creemos? Mitos y realidades

Además de existir múltiples opciones de consumo de algas, existen mitos y verdades respecto a este alimento

Expertos nutricionistas de Nutritienda exponen algunos de los más comunes.

Vitamina B12

Una de las creencias más comunes alrededor de este alimento es que son una fuente de vitamina B12. Sin embargo, las algas no son ricas en esta vitamina, sino que contienen análogos de vitamina B12, lo cual, subrayan, no es lo mismo y no tiene los mismos beneficios.

Hierro

Otra propiedad atribuida a las algas es que son ricas en hierro. Esto también es falso, como aseguran los nutricionistas, y las algas ‘nori’ y ‘wakame’ aportan tan solo entre el 10 por ciento y el 12 por ciento de la ingesta diaria recomendada (IDR) de este mineral por cada 100 g.

 

(Foto: Getty Images)

Yodo

En la misma línea, se cree que las algas son ricas en yodo, sin embargo, el contenido en yodo de las algas puede variar mucho dependiendo de la especie a la que pertenezca, el lugar de recolección o el procesado al que se hayan visto sometidas. Con todo esto, el contenido de yodo en las algas es «realmente alto».

«Esta propiedad a priori podría parecer algo muy bueno debido al elevado déficit que hay en la población española de este mineral, sin embargo esto no es así. La cantidad de yodo de las algas puede superar hasta en un 2 mil por ciento la Ingesta Diaria Recomendada de este mineral, lo que puede causar problemas a personas con hipo o hipertiroidismo, niños y embarazadas», revelaron los nutricionistas.

Calcio

Sin embargo, las algas sí son un alimento rico en minerales como el calcio, pero su contenido varía dependiendo del tipo de algas; por ejemplo, la variedad ‘wakame’ tiene un contenido mucho más elevado que el resto. De hecho, afirman los expertos, esta variedad de alga aporta incluso más calcio que la leche.

Omega 3

Este alimento también es fuente de Omega 3 vegetal, y de ellas de donde lo obtienen los pescados azules. De esta forma, los suplementos de DHA fabricados a base de microalgas tienen la misma efectividad que los de origen animal.

Más beneficios

Asimismo, las algas tienen carotenoides, clorofila, polifenoles y vitaminas C y E que neutralizan los radicales libres que oxidan a las células y, por tanto, combaten el envejecimiento celular. Por último, las algas también poseen un elevado contenido en fibra y en agua por lo que contribuyen a regular el tránsito intestinal y son diuréticas.

«Es aconsejable el disfrute del consumo de algas ya que tienen muchas propiedades beneficiosas pero no de forma habitual ni en grandes cantidades.

Una buena opción es consumirlas a modo de condimento y limitar los platos que las contienen como ingrediente principal», ha sugerido la directora de comunicación de Nutritienda, Noelia Suárez.

Además, Suárez recuerda que, a pesar de que existen países como Francia que han establecido regulaciones específicas para su consumo y países como Japón cuyo consumo es habitual, «hay que tener en cuenta que los japoneses tienen una flora intestinal capacitada para digerirlas y eliminar el exceso de yodo, ya que llevan siglos comiéndolas». «Lo que lo más adecuado es hacer un uso responsable y con cabeza y en caso de duda, siempre consultar a nutricionistas o médicos especializados», conlcuyó.

 

Por: Europa Press
Compartir