Categorías: Amor y Sexo

10 mitos de la novia perfecta que debes derrumbar ahora mismo

Derrumbemos los mitos de la novia perfecta. Es momento de agobiarnos en el terreno del amor con lo que nos dijeron que debíamos ser.

Pocas de nosotras somos inmunes a las presiones de ser la novia ideal. La novia perfecta. Un personaje mítico que los hombres nos han impuesto y dicho que si no logramos ser, escasamente seremos amadas, respetadas o valoradas. 

OK. Quizás esta idea también te la han vendido tu madre, tu abuela o las mujeres de tu familia. Pero ¿a ellas quién les enseñó esto? Una sociedad machista y sumamente misógina, que sólo busca la menor oportunidad para decirnos cómo actuar, cómo vestir y quiénes ser. Una civilización que prácticamente nos ha dado un manual para ser la mujer perfecta y alcanzar la felicidad cumpliendo todo lo que «nuestro hombre» espera de nosotras. Espera… ¡¿QUE?!

Vaya, chicas. A lo que vamos es que ya es tiempo de romper algunos mitos y dejar de ser esas muñecas estereotipadas que tanto desean que nos asimilemos.

Esos son:

#1

La novia perfecta es tan eficiente con su horario que tiene mucho tiempo libre para cuidarse, almorzar con sus amigas, trabajar, estudiar, ver a su familia y todavía se las arregla para cumplir con sus «obligaciones» ante la pareja.

#2

Es una maestra del placer y siempre cumple con sexo glorioso, capaz de complacer a su pareja todas las noches. La novia perfecta tiene como objetivo complacer…

Foto: Priscilla Du Pree

#3

No menstrúa. ¡Já! Obvio que lo hace, pero se ha convertido en una experta en nunca dejar que eso afecte su vida, su intimidad y mucho menos la imagen que su pareja tiene de ella.

#4

Definitivamente está en forma, porque fuerte es el nuevo skinny. O sea, ya no está obsesionada con la delgadez, pero sólo come batidos de cáñamo con infusión de algas probióticas verdes y tiene una práctica diaria de yoga y meditación.

Foto: Kinga Cichewicz

#5

Sólo instagrammea cómo está viviendo en un flujo de fuerza femenina todos los días: no se estresda por nada, se siente bendecida, hace todo el autocuidado posible y siempre dice SÍ a la vida.

#6

La novia perfecta es divertida, lista y para nada exhaustiva.

Foto: Candice Picard

#7

Ella es una mujer que actúa siempre con gentileza y respeto, Ama y tolera a toda la familia, amigos y conocidos de su hombre; ¿por qué? Porque toda persona que él valora, ella también (o incluso más).

#8

Lo más importante: la novia/mujer ideal es blanca, de género cis, heterosexual, de clase media alta (aunque no es demasiado rica, porque no se puede relacionar con ella) y sin discapacidades. Somos una Barbie, en términos tácitos.

Foto: Cristian Newman

Está bien. Pues ahora toma todos esos mitos y tíralos directo a la basura ¿Estamos dispuestas a seguir viviendo en una sociedad donde la mujer idealizada es presionada desde todos los ángulos? Definitivamente no. Desde muy pequeñas somos bombardeadas con programas de televisión, anuncios de revistas y sutiles señales de lenguaje, como para seguir soportándolo. Como para agobiar con esa «educación» a las nuevas generaciones.

Aprendamos: hay cualidades de nosotras mismas que escapan de esta cultura de perseguir vigorosamente metas y métricas externas de éxito y complacientes con los hombres-pareja. Y están bien. Eso somos. Eso es lo que hay que alcanzar y no reglas ultramisóginas que invisibilizan nuestro interior y nuestro sentir.

Compartir